Solo por Estudiantes Politecnicos

Escritor Ecuatoriano

1780 - 1847

Se debe considerar a JOSÉ JOAQUÍN OLMEDO, a pesar de su neoclasismo…, como un precursor del romanticismo. Ya por su canto a la libertad y su condenación a España. Ya por su sentimiento nacionalista, que buscó, inclusive, las raíces del pasado aborigen. Ello se acentuaría después, con los autores de mediados del siglo XIX.

José Joaquín de Olmedo y Maruri (20 de marzo de 1780 – 19 de febrero de 1847) fue un poeta, abogado y político ecuatoriano nacido en la ciudad de Guayaquil. Fue uno de los personajes con mayor trascendencia y participación en la historiana ecuatoriana. Su figura se hizo notable en la era independentista, en la integración bolivariana y en los inicios republicanos de Ecuador.

Hijo de padre español y madre guayaquileña, realizó sus estudios en el colegio se San Fernando de Quito y en la universidad de San Marcos de Lima. Toda su vida se debatió entre los cargos públicos y el deseo de dedicarse a las letras. Así, en el momento en que Guayaquil declara su independencia, Olmedo fue nombrado miembro de la Junta de Gobierno, redactó una constitución para Guayaquil.

José Joaquín de Olmedo fue un parlamentario de gran peso que dejó extasiados a los que le escucharon; en 1812 fue nombrado Diputado a las Cortes de Cádiz, donde condenó las violencias inhumanas de las mitas. Una vez disuelta la Gran Colombia, fue Diputado a la Asamblea Nacional Constituyente que se reunió en Riobamba el 14 de agosto de 1830.

También fue Diplomático, Ministro Plenipotenciario del Perú, en Londres, y por sus servicios especiales recibió la ciudadanía peruana en 1825. Sus críticos literarios, dicen que Olmedo se apartó de la corriente de mal gusto y logro la primera linea entre los poetas americanos; las composiciones de Olmedo llegan a 35, entre ellas figuran: Canto a Bolívar, Canto al General Flores, Ensayos sobre el hombre, la elegía en la muerte de doña Antonieta de Borbón, El Arbol, Mi Retrato, Alfabeto de Consejos, La Canción Indiana, Canción del 9 de Octubre (Himno).

BIBLIOGRAFIA DE JOSÉ JOAQUÍN DE OLMEDO: Entre sus libros cunta con una coleccion muy extensas, pero las principales seria:

  • Reglamento Provisorio de Gobierno
  • Discursos decretos y proclamas
  • Carta al Coronel Luzuriaga 27 de noviembre  de 1820
  • Carta al Ayuntamiento Agosto 16 de 1821
  • Carta a Sucre Septiembre 15 de 1821
  • Carta  al Libertador de Julio 29 de 1822

SUS VERSOS: En este genero existen mas de 300 versos entre ellos estan:

  • Canto a Bolivar
  • La Victoria de Junin
  • A Eliza
  • A Nise, dándose a la vela
  • A las tres gracias
  • A mi Magdalenita
  • A su esposa
  • A un amigo (Olmedo)
  • A una amiga (Olmedo)
  • Al general Flores
  • Al retrato de un Cupido dado por Nise
  • Himno para la noche
  • El árbol (Olmedo)
  • En el álbum de la señorita Grimanesa Althaus
  • En la muerte (Olmedo)
  • Epitalamio (Olmedo)
  • Mi retrato
  • La Palomita
  • Décimas (Olmedo)
  • Dedicatoria (José Joaquín de Olmedo)
  • Y muchos mas versos de su autoria

 LA VICTORIA DE JUNIN

 El trueno horrendo que en fragor revienta
y sordo retumbando se dilata
por la inflamada esfera,
al Dios anuncia que en el cielo impera.
    Y el rayo que en Junín rompe y ahuyenta
la hispana muchedumbre
que, más feroz que nunca, amenazaba,
a sangre y fuego, eterna servidumbre,
y el canto de victoria
que en ecos mil discurre, ensordeciendo
el hondo valle y enriscada cumbre,
proclaman a Bolívar en la tierra
árbitro de la paz y de la guerra.
   Las soberbias pirámides que al cielo
el arte humano osado levantaba
para hablar a los siglos y naciones
-templos do esclavas manos
deificaban en pompa a sus tiranos-,
ludibrio son del tiempo, que con su ala
débil, las toca y las derriba al suelo,
después que en fácil juego el fugaz viento
borró sus mentirosas inscripciones;
y bajo los escombros, confundido
entre la sombra del eterno olvido
-¡oh de ambición y de miseria ejemplo!-
el sacerdote yace, el dios y el templo.
Mas los sublimes montes, cuya frente
a la región etérea se levanta,
que ven las tempestades a su planta
brillar, rugir, romperse, disiparse,
los Andes, las enormes, estupendas
moles sentadas sobre bases de oro,
la tierra con su peso equilibrando,
jamás se moverán. Ellos, burlando
de ajena envidia y del protervo tiempo
la furia y el poder, serán eternos
de libertad y de victoria heraldos,
que con eco profundo,
a la postrema edad dirán del mundo:
   «Nosotros vimos de Junín el campo,
vimos que al desplegarse
del Perú y de Colombia las banderas,
se turban las legiones altaneras,
huye el fiero español despavorido,
o pide paz rendido.

 

By Lorena Loor Gomez

Fuentes: Wikipedia, Biografias.com, Blog del Efecto Alquimia; Libro Estudio Sobre Olmedo y Libro Obras Poeticas de Jose Joaquin de Omedo.

About these ads

Comentarios en: "José Joaquín De Olmedo y Maruri" (1)

  1. Wao.. Ke buen comentario me parece muy interesante que se interesen por la historia de la literatura de Ecuador, me encanta este articulo.
    Sigan asi chicos.!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: